martes, 9 de diciembre de 2014

Americanah, de Chimamanda Ngozi Adichie

Últimamente me ha dado por leer libros escritos o protagonizados (o ambas cosas) por personas que viven en sitios lejanos y que, de una u otra manera, tienen un estilo de vida diferente al mío. Al fin y al cabo leer es una de las formas más creativas y a la vez baratas de viajar por medio mundo, así que en mi última lectura me he desplazado hasta Nigeria.

Lo cierto es que he tenido que abrir Google Maps para ubicarlo correctamente en el mapa. Para los que también tengáis dudas, aquí podéis consultar dónde está Nigeria ubicado en el mundo.

Pero lo que realmente me llamó la atención y por lo que decidí leer el libro fue por el título de la novela. Una sola palabra: Americanah. Leyendo en Internet, descubrí que americanah es una expresión que los nigerianos emplean para calificar en tono de broma a los compatriotas que vuelven de Estados Unidos un poco subidos de humos.

Lo cierto es que solo con esto me picó la curiosidad y empecé a leer. Y me entregué, como a mí me gusta, a un comienzo que engancha; a un comienzo que te asegura que el tiempo que inviertes en leer las siguientes 600 páginas va a merecer la pena. Y así fue.

La protagonista, Ifemelu, me mantuvo en todo momento en su historia. Una chica con carácter, pasional, visceral y decidida, enamorada hasta los huesos de su novio de adolescencia, Obinze, decide emigrar a los Estados Unidos para estudiar en la tierra prometida. Con su partida, deja atrás a Techo (como ella se refiere a Obinze) y, tras unos primeros meses de duros comienzos pierde el contacto con él. Las cosas mejoran progresivamente para Ifemelu que, al tiempo que termina sus estudios universitarios, comienza a salir con un americano blanco y a darse cuenta de los problemas raciales en Estados Unidos.

Es en ese punto cuando decide dejar su trabajo y comienza a vivir de un blog sobre raza en el que reflexiona sobre los negros que viven en Estados Unidos y que le da cierto prestigio y éxito. Hasta que un día, tras terminar su beca en Princeton y disfrutar de una vida acomodada, decide que quiere volver a casa y, por fin, tras años de silencio, escribe a Techo para contárselo.

Él, ya casado y con una hija, revoluciona su vida a la llegada de ella. El final de la trama es una tensión constante sobre cómo se resolverá el amor de ambos que, por supuesto, no pienso desvelar aquí.

Pero más allá del amor, la historia desentraña mucho de la forma de vida de un país africano como Nigeria a través de los personajes. Por ejemplo, se me ha quedado grabado cómo describe el sonido de los generadores de electricidad y también cómo aborda el tema del pelo de la mujer africana. Pero Americanah es una novela en la que los protagonistas son los negros que viven en los Estados Unidos. Con mucho sentido del humor, aborda la seria problemática estadounidense sobre los perjuicios de la raza.

Por cierto, que he leído que Lupita Nyong'o protagonizará la película que se está preparando ya de esta obra de Chimamanda Ngozi Adichie.

"Un negro en una calle de Nueva York no quiere pensar en la raza, hasta que intenta parar un taxi, y no quiere pensar en la raza cuando va al volante de su Mercedes por debajo del límite de velocidad, hasta que un poli le da el alto".

Whiteness Project…


El tema de la raza en Estados Unidos, que trata en profundidad Chimamanda Ngozi Adichie ene sta novela, está continuamente de actualidad en este país. Seguro que estos días habréis visto, escuchado o leído en los medios de comunicación el caso de un policía que causó la muerte a una persona negra en Estados Unidos. El caso es que el jurado que atendía el caso no ha procesado al policía y se están formando grandes protestas. El propio Obama ha aludido a esta situación, diciendo que esta decisión judicial "habla de la preocupación por parte de muchas minorías por que las fuerzas de seguridad no están tratándoles de forma justa". "Cuando alguien en este país no es tratado con igualdad ante la ley, hay un problema y mi trabajo es ayudar a resolverlo", ha añadido Obama.

Además, hace unas semanas vio la luz un proyecto audiovisual dedicado a examinar qué significa ser blanco en EE.UU. Se trata del Whiteness Project, para el que el documentalista Whitney Dow ha entrevistado frente a la cámara a decenas de estadounidenses blancos y les ha preguntado sobre su sentimiento de pertenencia a un grupo racial y sobre cómo perciben los supuestos privilegios de los que disfrutan frente a las minorías raciales. Los resultados podéis verlos en los vídeos publicados y, después, juzgad vosotros mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario