lunes, 24 de agosto de 2015

Sueño profundo, de Banana Yoshimoto

Hace unos meses, reseñé en estas páginas virtuales uno de los libros del autor japonés contemporáneo más leído en occidente, Haruki Murakami. Se trataba de Tokio Blues, una novela en la que “los actores principales son la soledad, el alcohol, el sexo y el suicidio”. Finalizaba la reseña con un expreso deseo: leer a más autores japoneses para descubrir si la tónica general de los relatos discurría pareja.

Para ello, estos días he estado leyendo un librito tan corto que apenas me ha dado tiempo a familiarizarme con él. Ha sido un visto y no visto. El título es Sueño profundo y el nombre de la autora es Banana Yoshimoto. Tan solo me bastó acercarme a un fragmento de la biografía de la escritora para comprender que Murakami y Yoshimoto comparten temática en sus obras: “Banana Yoshimoto es autora de una deliciosa obra de narrativa, en la que incide en el agotamiento de la juventud japonesa actual y el modo en que las experiencias dramáticas afectan a la vida de las personas”.

Y, en efecto, cada uno de los tres cuentos que componen este libro de Yoshimoto tiene un personaje protagonista femenino muy joven que, de una u otra manera, ha sufrido una o varias pérdidas, algunas en forma de muerte. Lo que sí es cierto es que todas ellas transitan por la vida interpretando el significado de lo que les pasa hasta llegar a resolver de alguna forma su conflicto, normalmente a través del amor. Esta característica también la comparte con Murakami, ya que como escribí en su día, “los personajes llegarán a un punto de inflexión que deja paso a otras voces más optimistas como el amor o la amistad”.

Los tres relatos son tan oníricos como la literatura de Murakami (y como el título de la obra que los recoge, claro), con muchas referencias a la memoria borrosa, al sueño, a la muerte, a los estados de inconsciencia e incluso a fenómenos algo paranormales.

Todavía sigue siendo un muestreo ínfimo el que he realizado con los autores japoneses y tengo que seguir mi línea de investigación. Pero, por el momento, sigo captando los mismos rasgos y, sobre todo, las mismas sensaciones. Y me gusta.

Aware


El viernes tuve la suerte de quedar con una amiga apasionada de la escritura interesada en una parte de la literatura japonesa que a mí también me llama mucho la atención. Se trata del mundo haiku. Y desde aquí le doy las gracias por regalarme un libro que me servirá de ayuda para iniciarme en este mundillo. Se titula Aware y el autor es Vicente Haya. El concepto de aware en Japón hace referencia a la sensibilidad ante lo efímero de las cosas, y es la base de la filosofía del haiku.

Haré una entrada con respecto a los haikus y a este libro pero, por el momento, os dejo el enlace de un escritor que conozco que escribe haikus en su blog En 17 sílabas y que se llama Carlos Lapeña.

4 comentarios:

  1. Oh, pues este también me llama muchísimo! Tengo a Murakami pendiente desde hace mucho tiempo, pero creo que me iniciaré en la literatura japonesa con Banana a ver qué tal ^^

    Esperaré la entrada sobre los haikus ^^

    Un abrazo, ahijada!

    ResponderEliminar
  2. Hola: una reseña muy completa. Acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho la variedad de temas que tratas en relación con los libros. En este momento tengo un blog dedicado a los jóvenes y nuevas tecnologías que te invito a visitarlo: http://cativodixital.blogspot.com.es/ . Si quieres seguimos en contacto. Yo ya me hice seguidora de tu blog.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! LLego de parte de Taty, de http://valenmasmilpalabras.blogspot.com.es/.

    Nos ha pedido que te sigamos como parte de un concurso para ganar un maravilloso conejo... ¡cómo lo quiero! :)

    No conozco a Banana, estoy un poco como Taty, sólo que yo si que me he leído a Murakami. Un maestro, por cierto. Buen blog señorita ^o^

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Tiene buena pinta la verdad y como introducción a la literatura japonesa suena perfecto eejeje
    Un beso, nos leemos!

    ResponderEliminar