jueves, 8 de octubre de 2015

La librería de las nuevas oportunidades, de Anjali Banerjee

Como ya os dije en el resumen de septiembre, la semana pasada comencé a leer Palmeras en la nieve, de Luz Gabás. Lo empecé y lo cierto es que me enganchó, aunque no es de esos libros que me emocionan hasta querer seguir leyendo en lugares y momentos intempestivos (aunque lo terminaré, fijo). 

El caso es que estaba navegando por mi lista de blogs y encontré una reseña en elblog de Laky, Libros que hay que leer, de un libro titulado Olivia o la lista de sueños posibles (que será mi próxima lectura). Y, leyendo, leyendo, llegué a esta frase: “Me esperaba una novela con más amor y más magia. No sé, algo del estilo de La librería de las nuevas oportunidades, por ejemplo”. Y no hubo más que decir.

La librería de las nuevas oportunidades, de Anjali Banerjee, es de ese tipo de novelas que me gusta por tres cosas: hay libros, hay amor, y hay una persona que cambia su estilo de vida. Últimamente leo muchos libros de este tipo de géneros. Lo sé. Y me parece bien.

En esta novela, como os digo, hay libros. Porque Jasmine, la protagonista, es una mujer de negocios que decide trasladarse al sitio en el que se crió, Shelter Island (Seattle), tras divorciarse para encargarse durante un mes de la librería de su tía Ruma, que tiene que viajar a la India para curar su corazón cansado. Además, en este libro, como personajes secundarios aparecen Jane Austen, Edgar Allan Poe, el Dr. Seuss y un largo etcétera.

También hay amor, y es que durante toda la novela a Jasmine le llegan continuos mensajes de que no debe nunca dejar de creer en el amor y en la posibilidad de volver a enamorarse. Y alguien llega a tocarle la fibra sensible, alguien muy muy especial. También surgirá este sentimiento en la tía Ruma, en la hermana de Jasmine, Gita, o en Tony, el ayudante de la librería.

Por último, hay un cambio de vida. Jasmine controla en Los Ángeles carteras de inversiones, es decir, maneja el dinero de sus clientes. Y, la verdad, le gusta mucho lo que hace y es muy buena en su trabajo. Incluso, al principio, cuando llega a la librería de la tía Ruma ni se acuerda de su pasión por los libros, que desarrolló cuando era tan solo una niña. Pero en poco tiempo va recibiendo señales sobre su mano diestra para regentar la librería.

A todo esto, se le añade un punto de fantasía que, por lo general, me suele chirriar bastante (en realidad, no suelo leer este tipo de género). He de decir que al inicio de la novela pensé que eso lo tenía que reseñar como algo negativo. Sin embargo, según avanzaba me fui metiendo en la historia y lo olvidé. Porque la fantasía está tratada de una manera elegante, encajada en el libro a través de la mitología india (y esto me recuerda lo mucho que me gustó Heima es hogar en islandés y que también tiene ese toque mágico).

Como he comentado antes son muchas las novelas que leo en las que los protagonistas deciden dar un giro a su vida. Son personajes que están cansados de su existencia a pesar de que tienen éxito, dinero y reconocimiento. Y, además, quieren cambiar todo esto por una vida más sencilla, relajada y dedicada normalmente a una actividad tradicional, en este caso, el oficio de librero.


Y ya a modo de conclusión: me gustaría quedarme a vivir en la librería de la tía Ruma. Esta historia tiene la mayor parte de los ingredientes que poseen los libros por los que me siento atraída en este momento. Puede que sea una señal que me indique que cambie de oficio. Y puede que lo que más me gustara en esta vida es ser librera. Algunos me llamarían loca pero como dice la tía Ruma “nunca estarás completamente segura de nada. Pero en esta vida hay que arriesgarse, ¿verdad?”. 

2 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Bonita reseña, sin dejarte ver mucho pero creando ganas de más, y de leer el libro... Aunque un poco tarde, me dispongo a escoger libros para el reto de Serendipia y me quedo de momento con el tuyo de "Heima es hogar en islandés" ¡y puede que este también! Pinta muy bien.

    Me quedo por tu blog, me gusta en lo visual y contenido <3

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste. Disfrutarás con este libro y con el de "Heima es hogar en islandés" si te gustan las historias que relatan cambios en la vida y el valor de la amistad, con un punto de fantasía que les dan un toque original.

      ¡Ya me contarás!

      Un abrazo.

      Eliminar