viernes, 2 de octubre de 2015

La señora Dalloway, de Virginia Woolf

Hacía tiempo que me iba encontrando a Virginia Woolf allá por donde navegara en busca de nuevos libros que leer. Y, además, un día de esos, me topé por casualidad con el Proyecto Gutenberg, una especie de librería online que aglutina textos principalmente de dominio público, y que te permite descargarte en epub de forma gratuita y legal, por supuesto, 49.000 libros.

Por entonces, tenía muy en mente a Virginia Woolf como ya os he contado, así que busqué en la web del Proyecto Gutenberg y encontré varios títulos como Night and Day o Jacob’s Room. Todo en inglés, claro (hay un apartado en español al que hago referencia más abajo). Y, aunque mi nivel de inglés es aceptable como para leer una novela, fue comenzar con Jacob’s Room y entender que para comprender a Virginia Woolf primero tenía que leer algo de ella en mi lengua materna. Así que fui a la biblioteca y tomé prestado uno de sus libros más conocidos, La señora Dalloway.

La sensación nada más comenzar fue bastante buena. Siempre me pasa cuando abro libros en los que los personajes no actúan, sino que cuentan sus emociones y desnudan su alma. A primera vista, La señora Dalloway narra un día del mes de junio de la vida de Clarissa Dalloway, una dama de la alta sociedad londinense que, para esa noche, está preparando una fiesta. Todo bastante banal hasta que… comienzan a desgranarse todos sus pensamientos y sus sentimientos con respecto a su marido, Richard Dalloway, su amor de toda la vida, Peter Walsh, su hija, Elisabeth, y un amplio abanico de personajes de su pasado y de su presente, a los que vamos conociendo entremezclados en el relato.

El texto se sitúa en Inglaterra tras la Gran Guerra y, aunque Clarissa Dalloway es la protagonista principal, se inmiscuye en la trama otra historia, aparentemente contraria, la de Septimus Warren Smith, un héroe de guerra traumatizado que lucha contra la depresión. Clarissa y Septimus se cruzan al principio de la novela y el desenlace también les hará coincidir, aunque de una manera diferente.

En la novela se tratan temas como la homosexualidad, la depresión, la locura, la estructura social de la Inglaterra de posguerra, la vanalidad del ser humano, la juventud, la vejez, el amor… Constantemente pone a los personajes en serios apuros sobre si lo que hicieron en determinados momentos de sus vidas fue lo correcto.

Por eso se pasa del pasado al presente e incluso a veces al futuro, para valorar, para probar, para refutar pasadas o futuras opciones… Todo narrado desde el discurso interior de los personajes, en especial Clarissa y Septimus pero también de Peter, de Richard, de Elisabeth, de Rezia,…

Me apasionan las novelas íntimas, en las que predominan los sentimientos más allá de los hechos y me he adentrado lo suficiente en La señora Dalloway como para pararme a pensar. Porque me gusta levantar la cabeza de la página que estoy leyendo y divagar un momento sobre algo. Y en este libro, lo he hecho en varias ocasiones.

Porque la verdad era que los seres humanos no tenían más amabilidad, ni más fe, ni más caridad que las que necesitaban para aumentar el placer del momento

Proyecto Gutenberg


Como ya he comentado en la entrada de esta reseña, el ProyectoGutenberg es una especie de librería online que aglutina textos principalmente de dominio público, bien porque se obtuvo la autorización del autor o titular de los derechos de autor, porque estos derechos ya han expirado y la obra se encuentra en dominio público, o porque se han puesto a disposición del público con el permiso de sus escritores.

Se pueden descargar en torno a 49.000 libros en diferentes formatos como el epub, el html o audios. La mayoría de los textos está en inglés pero también hay un buen archivo en español que podéis consultar aquí. Espero que os sea de utilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada