viernes, 16 de octubre de 2015

Olivia o la lista de los sueños posibles, de Paola Calvetti

Ya avisé en la reseña anterior de que volvería a intercalar con Palmeras en la nieve, de Luz Gabás, otro libro que me llamó mucho la atención cuando lo encontré en una de mis búsquedas caza imprescindibles. Y esa novela es Olivia o la lista de los sueños posibles, de Paola Calvetti. El título prometía mucho y, al principio, he de decir que me emocioné e incluso marqué muchas muchas frases, pero luego no fue para tanto. Y no me malinterpretéis, la novela es preciosa, pero por otra cosa que descubriréis si seguís leyendo esta reseña.

Olivia es una chica soñadora que adora las palabras y las polaroids. El gran referente en su vida es su abuela quien, antes de morir, le dejó un importante legado de lecciones de vida. Está muy unida a su mejor amiga, Sarah, que tiene la vida que ella querría tener, incluyendo marido, hijo y trabajo.

Pero Olivia tiene 33 años y la acaban de despedir. Sin saber a dónde ir, se refugia en un bar estanco perdido un frío y blanco día de diciembre. Allí reflexiona sobre su pasado, en el que está muy presente su abuela pero también sus padres. También piensa sobre su situación en el presente, sobre el que la abuela siempre la ha aconsejado vivir. Pero, ¿cómo? Su vida ahora es como la de muchos jóvenes que han tenido que sufrir las consecuencias de una de las peores crisis económicas del mundo occidental.

Todo esto le lleva a plantearse su futuro. ¿Cómo vivirá a partir de ahora? Para ello, elabora listas con las que imagina qué puede hacer para vadear su situación actual. Para colmo, no encuentra el amor verdadero y no porque lo necesite sino porque quiere sentir “eso” que sientes cuando te enamoras y pierdes el sentido. Lo que no sabe es que en un día malo hay algunas cosas que pueden salir bien y en su camino se cruzará Diego, un abogado con una historia familiar dramática, tan solo como Olivia pero con una personalidad más fría.

Sólo la casualidad puede hacer que estas dos personas se conozcan de una vez por todas porque encontrarse ya se han encontrado más de una vez. Ya veis, la historia es preciosa, ¿verdad? Pero por las expectativas del título yo pensaba encontrar otra cosa. Olivia es la protagonista sí, pero Diego tiene una parcela muy importante en la novela. Las listas tienen peso sí, pero no tanto.

Esta es, simplemente, una historia de amor en la que el amor aparece al final y todo lo anterior es una reflexión sobre cómo dos personas han llegado al punto en el que están para conocerse. 

¿Recomendaría esta novela? Sí, si te gusta la introspección, descubrir los sentimientos de los personajes, y ver cuál es su recorrido. Desde este punto de vista, el libro es maravilloso. Si buscas listas para cambiar de vida, más vale ir buscando otro porque aquí, además, las listas no sirven para nada. Lo que acaba contando es la vida misma, la serendipia, las vueltas que da la vida, ¡ay, Dios!

Polaroid


Foto Polaroid
La historia de Olivia no tendría sentido sin sus Polaroids. Durante toda la novela, nos cuenta historias en las que la serendipia (un hallazgo valioso que se produce de manera accidental o casual) es la protagonista. Y una de ellas es la invención de la Polaroid. Cuenta que la Polaroid tiene sus orígenes en 1943 cuando, el señor Edwin Herbert Land, físico de profesión, se encontraba de vacaciones y su hija, tras él hacerle una foto, le dijo: “¿Por qué no podemos verlas en el momento?”. Entonces a él se le encendió la bombilla y le llevó solo una tarde en crear la instantánea aunque necesitó varios años para crear el prototipo de la primera cámara que apareció en 1948.

No hay comentarios:

Publicar un comentario