lunes, 7 de diciembre de 2015

Canciones de amor a quemarropa, de Nickolas Butler

Cuando creí que ya había leído mi libro favorito de este año, va y aparece de la nada, una preciosa novela, sencilla, cotidiana, que me encandiló. Al final, y precisamente por el final, no ha podido desbancar del número uno de mi ranking de este año a Una madre, de Alejandro Palomas, pero se ha colocado muy muy arriba.

Canciones de amor a quemarropa, de Nickolas Butler, narra la historia de Henry, Lee, Ronny y Kip cuatro amigos oriundos de Little Wing, un pueblecito de Wisconsin. Su vida trascurre paralela hasta que comienzan a dejar su niñez y cada uno escoge su propio camino: Henry se queda en el pueblo a cargo de la granja de sus padres y se casa con Beth, su novia de adolescencia. Lee se convierte en un músico famoso. Ronny se dedica al rodeo hasta que sufre un importante accidente. Y Kip es un importante agente de bolsa en Chicago.

A pesar de que parece que hay un mundo que les separa, los chicos se mantienen unidos por varios factores, sobre todo por la tierra que les vio nacer. Sin embargo, cuando se reúnen para la boda de Kip en Little Wing aparecerán algunas rencillas y se removerán ciertos secretos que afectarán su vida actual.

Contado a cinco voces (los cuatro chicos más Beth), Canciones de amor a quemarropa es un relato hacia delante y hacia atrás en el que, al tiempo que se componen los últimos años de amistad de este grupo, se rememora el pasado de cada uno de ellos.

La novela retrata la evolución de cada uno de los personajes, la manera en que cada uno ha crecido en la vida y su visión del mundo. Henry se quedó en su tierra, con su mujer y sus hijos, y ama su vida. Lee ha conocido fama, ha dado la vuelta al mundo, pero añora la familiaridad, la vida tranquila y franca de su pueblo. Ronny tuvo que volver tras el accidente pero se siente encerrado y necesita salir de allí. Y Kip, el más sofisticado, vuelve para poner en marcha un negocio e impulsar así su pueblo pero los años que pasó en Chicago hace que sienta fuera de lugar.

Está escrito con calma, con serenidad, sencillez absoluta, cotidianidad, amor, amistad,… Es un libro repleto de sentimientos, en el que la pertenencia al lugar en el que se nace es una constante, unas veces para bien y otras para mal. Es un libro que recrea de forma plausible las vidas rurales sencillas de los pueblos del Medio Oeste americano.

Podría decir también que, en cierta medida, es un libro con un tema bastante trillado y en muchos aspectos bastante infantil y adolescente. Pero de vez en cuando una ración de este tipo de libros me encanta. Eso sí, el final me pareció bastante flojo y algo surrealista a pesar del tono real en todo el libro. Aún así, merece la pena.

Los americanos y la universidad


En mi cuadrito de curiosidades hoy quería hablaros de un tema que me llama mucho la atención tanto en series, como películas y libros que trascurren en América. Y es que tenía la sensación de que un porcentaje muy altos de americanos van a la universidad a pesar de que después realicen trabajos que aquí llamaríamos menos cualificados. Además, todos tenemos en la cabeza la típica idea de que los padres americanos ahorran para la universidad de sus hijos desde que son pequeños.

Por ejemplo, en este libro se hace alusión a que Henry y Beth pasan por la universidad aunque en cierta manera saben que se quedarán en el pueblo explotando la granja de sus padres. A su vez, Henry y Beth, en algunos pasajes del libro, hacen referencia a los ahorros para la universidad de sus dos hijos.

Pues bien, he estado investigando sobre el tema y, efectivamente, la proporción de estudiantes americanos que va a la universidad es mayor que la europea. De acuerdo con datos de la OCDE del año 2014, EEUU se encuentra en el quinto puesto de entre los 10 países con mayor proporción de adultos que tienen un título universitario, con el 43,1% de los adultos de entre 25 y 64 años. Por delante están Rusia (53,4%); Canadá (52,6%); Japón ( 46,6%); e Israel (46,2%). España se quedaría en el puesto 18.

2 comentarios:

  1. Oh, muy buena curiosidad! La verdad es que siempre me lo había preguntado, porque es algo que siempre sale en las películas y series.

    En cuanto a la obra, la verdad es que me llama bastante la atención! Le echaré un vistazo y ya te diré a ver si me animo a leérla ^^

    Un beso, ahijada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me lo preguntaba continuamente. Duda resuelta :)

      Es una obra preciosa. Seguro que te encanta.

      Besos madrina!

      Eliminar