viernes, 10 de junio de 2016

Un perro, de Alejandro Palomas

El mismo día de la final de la Champions, el 28 de mayo, era también el primer sábado de la Feria del Libro de Madrid. Como os podéis imaginar, evento de tal magnitud (el fútbol, claro) y una tarde difícil de primavera, me permitieron pasear tranquilamente y sin agobios por El Retiro.

Y en esas iba cuando vi que ¡Alejandro Palomas! estaba firmando libros en la Feria. Había leído ya dos libros suyos que he reseñado en este blog: Una madre, mi libro favorito de 2015; y Un hijo. No me faltaban ganas de hincarle el diente a Un perro, su último libro, que salió a principios de este año y que está protagonizado por Amalia, la madre de Una madre. Así que me acerqué y me llevé el libro que me tenía pendiente y sumé otro pendiente más a mi lista. Ahora os cuento por qué.

Hablando con el autor, le comenté lo mucho que había disfrutado con Una madre y le hice unas cuantas observaciones sobre el libro. Desde que lo leí me decía a mí misma que muchas de las cosas que quedaron escritas en ese libro era necesario haberlas vivido para poder escribirlas de esa manera. Lo sé porque me sentí identificada en un par de pasajes y  pensé: “esto si no lo vives, no lo cuentas así, lo cuentas de otra manera, pero no con un sentimiento tan profundo”.

El caso es que Alejando Palomas me comentó que si me había gustado tanto Una madre que sí, que leyera Un perro, pero que, sobre todo, leyera El tiempo que nos une. Y así fue cómo salí de la Feria del Libro de Madrid de este año, borrando un pendiente y añadiendo otro, jeje.

En cuanto llegué a casa empecé a leer Un perro, que es el protagonista de hoy. De nuevo ahí estaban las dos Amalias, la más loca y la más cuerda. La más loca porque, a pesar de su edad, ella sigue teniendo ideas disparatadas que la llevan a situaciones desternillantes. Pero, sobre todo, me quedo ensimismada con la Amalia más cuerda, la que sale siempre cuando le tocan a alguno de sus hijos.

En esta ocasión, Amalia, Fer, Silvia y Emma esperan en la terraza de un bar una llamada súper importante para Fer. Su amigo R es el hilo de toda la novela y, gracias al cual, se van desatando, entre REV y FWD, episodios de la vida de todos y cada uno de los miembros de esta familia en las que inevitablemente surgen roces, alegrías, tristezas y un sinfín de situaciones emociones.

He de decir que me sigo quedando con Una madre aunque, probablemente, aquellos que compartáis la vida con algún animal podáis ver en esta novela mucho más allá de lo que yo he llegado. Tengo ganas ya de hacerme con El tiempo que nos une y volverme a encontrar con ese festival de sentimientos que Alejandro Palomas nos regala cada vez que abrimos una obra suya. Seguro que en breve os lo cuento.

“La soledad es quizá el momento más ruidoso del día; callan los de fuera, vuelven los de dentro”.

1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Te he nominado al Best Blog Award. Te dejo el enlace por si quieres hacerlo :D
    http://duermeconlibrosymas.blogspot.com.es/2016/07/best-blog-award-4-y-5.html

    ¡Besos!

    ResponderEliminar