viernes, 9 de septiembre de 2016

[3] Fin del verano, serie “Lecturas ligeras” y ¿San Google?

Este verano he sufrido una sequía lectora. Me pasa en épocas en las que me busco mucho a mí misma porque no tengo claro hacia dónde me dirijo (excepto la aventura belga en coche, claro). Además, en estos meses sentí que me apetecía leer cosas como para no pensar demasiado, y lo que hice fue preguntarle a Google por “lecturas de verano 2016”.

Me doy cuenta de que últimamente le pregunto mucho a Google pero, reconozcámoslo, es que tiene respuesta a todo. Lo malo es que la calidad de las respuestas a veces deja mucho que desear y, entonces, la hemos liado.

Exactamente eso es lo que pasó. Revisé varias listas de libros para el verano que compartían títulos como Instrumental, de James Rhodes; el nuevo de Jöel Dicker (del que me leí La verdad sobre el caso Harry Quebert en 2014); La chica del tren, de Paula Hawkins; … Sumando aquellos que ya había leído y otros que no me llamaban la atención, fui a parar a una serie de una escritora súper joven que empezó a escribir en Internet, que es lo que realmente me llamó la atención. Y fui a parar a After, de Anna Todd.

A pesar de que lo que quería era distraerme con cualquier cosa, esta primera lectura no cumplió su cometido. ¿Lectura ligera de verano? Pues no creas, es más pesado de lo que parece a pesar de ser una novela de niñatos adolescentes porque hay muchas situaciones desagradables e indignantes. Me ha recordado mucho a Cincuenta sombras de Grey: la chica inocente y el tío listo y guapo influyente y dominante.

Mejoró bastante la cosa con Paulina y Jean Pierre y con esa historia de amor tan romántica (que no pastelona) en un escenario tan idílico como París. Alguien como tú, de Xavier Bosch, ha sido, sin duda, la novela de este verano con la que más he disfrutado.

La última de las lecturas ligeras la protagoniza una mujer de carácter del siglo XXI que, de buenas a primeras, hace un viaje hacia atrás en el tiempo hasta la Escocia del siglo XVII. No, no se trata de Outlander, no, sino de Te esperaré toda mi vida, de Megan Maxwell, de quien no había leído nada hasta el momento y que, si bien no me entusiasmó, sí que tiene uno de mis  requisitos imprescindible de buenas lecturas: el dónde transcurre la acción. Gracias a este libro he logrado averiguar un poquito más acerca de Escocia y a plantearlo como un posible nuevo destino.

#Leyendo

Ahora ya estoy enredada con las tareas del Club de Lectura. Un monstruo viene a verme, de Patrick Ness, me parece una historia prometedora y, por el momento, me tiene bastante intrigada. Dentro de poco, reseña.

Sobre los próximos pasos, no lo tengo claro. Hace un par de semanas me llegó un correo electrónico de una autora novel de escritura romántica que se llama Chris Torrent en la que me hablaba de su novela, Enlighten me (Ilumíname), y estoy pendiente de echar un ojo a este libro.

#Bonus track

El bonus track de esta semana, no podía ser de otra manera, es para el estreno el día 16 de septiembre de la tercera entrega de Bridget Jones. Estoy deseando ir al cine para verla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario