miércoles, 28 de septiembre de 2016

Colectivo Detroit: La declaración

El día que por fin me atreví, ella estaba sentada en la parada del autobús a una hora que no era la usual. Su pelo esponjoso y abultado por la humedad le daba un aire infantil; estaba enfrascada en un libro y, de vez en cuando, hacía algunos mohines e incluso emitía alguna carcajada corta.

Hacía dos meses que la veía en el mismo lugar, siempre a las 8, cuando yo paraba en el semáforo que coincidía con la parada 141 del 28, donde ella esperaba. Cada día de aquellos 61 quise acercarme aunque solo fuera para percibir su olor. Pero mis pies nunca podían ejecutar las órdenes confusas que enviaba mi cerebro.

El día que por fin me atreví llovía a mares, había un atasco monumental y yo llegaba tarde a mi cita imaginaria. Eran las 8:17 ¡pero ella seguía allí! Me envalentoné pensando que aquello podía ser cosa del destino o algo así. Asumí que no soy ningún héroe y dejé de hacer acopio de las quejas que nunca que me llevarían a ningún sitio. Me acerqué a ella, empapado:

- Me encantan los días de lluvia porque ponen patas arriba la manía controladora de los humanos sin que puedan hacer nada más que protegerse bajo un paraguas o empeñarse en su claxon en infinitos atascos esperando que no se trastoque demasiado su día. Y creo que si hemos coincidido hoy aquí aun rompiendo nuestra rutina diaria es porque quizá juntos podamos desafiar el orden establecido.

***

El ejercicio de esta semana consiste en escoger de 3 a 5 canciones sin pensarlo mucho. Elegir el orden de reproducción que más nos gusta, o atrevernos con el aleatorio. Coger papel y boli, o abrir el archivo de Word. Cuando le deis al PLAY, empieza vuestro proceso de escritura. Y acaba en cuanto se acaben las canciones que habéis escogido. ¿De qué vais a escribir, os va a dar tiempo a cerrar el texto, o quedará inacabado? Eso lo descubriréis una vez finalizado el ejercicio. El único requisito esta vez, como durante el ejercicio del trayecto: el tiempo de escritura se acaba cuando la música deje de sonar (y se entiende que escogemos pocas canciones para llevarnos al límite de nuevo. La realidad del ejercicio es esa: tendréis poco tiempo ;)).

Yo, en concreto, para escribir mi texto tuve 12 minutos y 26 segundos repartidos de esta manera:

Otras "respuestas" a este ejercicio del #ColectivoDetroit:

***

Y ahora las instrucciones habituales. Recuerda que puedes contactar con nosotras en colectivodetroit@gmail.com.

  1. Leer el “enunciado” del ejercicio.
  2. Interpretar el “enunciado” del ejercicio libremente.
  3. Escribir lo que te sugiera.
  4. Publícalo en tu espacio.
  5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
  6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario