martes, 6 de septiembre de 2016

Te esperaré toda mi vida, de Megan Maxwell

Es la primera vez que leo a Megan Maxwell. La incluí en mi serie de lecturas ligeras de verano después de haber empezado y dejado tiempo atrás alguna de sus novelas. Ya os había comentado en alguna ocasión anterior que me gusta el género de las chick-lit y que soy fan de poster de El diario de Bridget Jones, de Helen Fielding (a ver qué tal se presenta la peli el día 16 de septiembre).

Dentro de este género, el año pasado leí No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, de Laura Norton, y disfruté con La reina de la casa, de Sophie Kinsella. Las chick-lit pueden pecar de ser demasiado simplonas, con textos y diálogos infantiles. Por eso no me gustan todas. Las que más me atraen son las que tienen situaciones cómicas y en las que al personaje femenino le sucede algo más allá de enamorarse perdidamente de un hombre y vivir situaciones amorosas contradictorias.

Por la primera razón, la comicidad, El diario de Bridget Jones continúa siendo una de mis favoritas; y por la segunda, una mujer a la que le pasan cosas en la vida además de encontrar a un hombre guapo, es por lo que me gustó La reina de la casa.

La novela que hoy voy a reseñar destaca dentro del género, desde mi punto de vista, por dos cosas: la protagonista es una mujer de carácter y se le da mucha importancia al lugar en el que transcurre la acción, Escocia.

Te esperaré toda mi vida, de Megan Maxwell, cuenta la historia de tres amigas españolas que viven en Londres y que deciden realizar un viaje a Escocia como parte de una terapia para olvidar viejos amores. Una vez allí, un deseo concedido las llevará a hacer un viaje en la máquina del tiempo hasta retroceder al siglo XVII.

Pero el papel de la mujer de hace cuatro siglos era diferente del que es ahora, por lo que sorprenderá a los habitantes del castillo de Elcho, especialmente al duque de Wemyss, Declan Carmichael, la actitud, las formas, la manera de hablar y de vestir de la joven Cindy Crawford (Montse en el siglo XXI).

El amor entre Declan y Cindy no es a primera vista, sino que se forja a través de los meses de convivencia y de mirar más allá de las fachadas y los perjuicios de cada uno de ellos. ¿Cuál de los dos os creéis que dice eso de “Te esperaré toda mi vida”? En este caso, es el chico.

La historia en sí tiene cierto poder a pesar de que no me suelen gustar las tramas de situaciones irreales e imposibles (me está empezando a pasar lo mismo que con las novelas protagonizadas por niños o adolescentes). Lo que más me enganchó, sin duda, fue conocer detalles de Escocia (ya sabéis lo que me gusta viajar a través de las lecturas) y, sin duda, me echan para atrás partes y diálogos simplones.

En el género chick-lit muchas veces confundimos el hecho de que una novela de este tipo sea entretenida y fácil de leer con que no haya un trasfondo del personaje femenino más allá del amor, a pesar de que cada vez más las mujeres adquieren un papel fuerte e independiente en estos libros.

El castillo de Elcho


Castillo de Elcho. Foto: sobreesocia.com
Uno de los decorados más importantes de este libro es el castillo de Elcho, cerca de Perth, en Escocia. En la novela, Elcho es la residencia del duque de Wemyss, Declan Carmichael, y su familia. Al parecer, el castillo dejó de utilizarse a mediados del siglo XVIII y fue en 1830 cuando se reparó y restauró. Actualmente es uno de los mejor conservados de toda Escocia.

Parece ser que Elcho se construyó sobre las ruinas de una fortaleza anterior que se mencionaba ya en el relato del poeta escocés Blind Harry sobre la vida de William Walace (Braveheart) escrito en el siglo XV. Aquí más información y visitas.


2 comentarios:

  1. Tiene un parecido sospechoso a la saga Outlander.... lo cierto es que mucho no me llama la atención y Megan Maxwell es una autora que no me gusta mucho, asi que la dejo pasar. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Alejandra!

      La semana pasada comentando cositas acerca de este libro con los compañeros del club de lectura me decían lo mismo que tú, que se parece a la saga Outlander, que no conocía.

      No he leído más de Megan Maxwell, así que no puedo decirte si este libro va más o menos en la línea de lo que escribe... Pero si te gusta leer de vez en cuando género chick-lit, sí que te recomiendo "La reina de la casa", de Sophie Kinsella. Te puedes echar unas risas.

      ¡Gracias por comentar!

      ¡Un abrazo!

      Eliminar