miércoles, 7 de noviembre de 2018

Eleanor Oliphant está perfectamente, de Gail Honeyman

Hace unas semanas, descubrí gracias a Instagram una faceta que no conocía de la actriz norteamericana Reese Witherspoon. Según he podido leer en algunos medios de comunicación, harta de esperar a que la llamaran para trabajar en una nueva película, Witherspoon ha tomado las riendas de su carrera y lo ha hecho siguiendo sus propios valores, encabezados por el empoderamiento femenino. De esta manera, la actriz ha creado su propia productora y lo que os hablaba de la nueva faceta, un club de lectura que "celebra las historias de las mujeres" (aquí su Instagram).

Así fue cómo, por casualidad, descubrí el último libro de mi mes Leo Autoras Octubre, Eleanor Oliphant está perfectamente, de Gail Honeyman. Solo el título ya resulta llamativo, ¿no te parece?

Eleanor Oliphant es una chica de treinta años con muy pocas habilidades sociales. Es franca y directa, poco dada a las relaciones de ningún tipo y bastante rutinaria. Su comportamiento milimétrico se ve alterado el día que conoce a su nuevo compañero de trabajo, Raymond: juntos salvan la vida de Sammy, un anciano que sufre una indisposición en plena calle.

A partir de ese momento, y muy poco a poco, Eleanor va comprendiendo que los patrones que sigue en su vida y su concepto de familia y de protección no son los estándares. Gracias a Raymond y a un desengaño amoroso, el lector descubre paso a paso cómo Eleanor ha llegado hasta allí y la acompaña en su viaje de vuelta. ¿De verdad Eleanor Oliphant está perfectamente? En realidad, es un libro con un trasfondo duro pero narrado de una manera impecable.

El personaje de Eleanor es uno de los que más he disfrutado en los últimos tiempos. Es diferente, franca, directa, no tiene apego a los convencionalismos sociales pero un sentido de los valores vitales muy fuerte. De ahí su riqueza y su forma de ser tan diferente a lo que estamos acostumbrados en la actualidad: sin dobles intenciones, sin postureo, sin maldad. Es un gusto leer una novela con un personaje auténtico y sincero, con unos diálogos y monólogos tan bien escritos y tan diferentes (me ha encantado también el personaje de Raymond, es verdaderamente entrañable).

Me había puesto las piernas negras y el pelo rubio. Me había alargado y oscurecido las pestañas, espolvoreado colorete en las mejillas y pintado los labios en un tono rojo oscuro que no tenía parangón en la naturaleza. Nadie podría negar que debía de parecer menos humana que nunca, pero, pese a todo, resultaba ser el aspecto más aceptable, más apropiado que había tenido ante el mundo. Era desconcertante.

En alguna parte he leído que comparaban a Eleanor Oliphant con Ignatius Reilly, el protagonista de La conjura de los necios, de John Kennedy Toole. Lo cierto es que la comparación no beneficia a ninguno de los dos. En lo único que podemos compararlos es que son personajes que se colocan fuera del engrase social aunque Eleanor Oliphant es mucho más comedida, eso sí.

Esta novela es de mis favoritas de este año, sin lugar a dudas, y parece ser que Reese Witherspoon la llevará a la gran pantalla en 2019. He estado siguiendo algunas otras recomendaciones del club de lectura de la actriz y creo que la selección es muy interesante y que, de ahí, pueden salir grandes lecturas. Os lo recomiendo.

Biblioterapia


Este libro está recomendado para lectores que disfruten con personajes fuera de lo común que tienen un trasfondo psicológico importante y una dosis de intriga añadida. Es una novela que reflexiona sobre los convencionalismos sociales, las apariencias, la verdadera esencia, y que trata problemas vitales duros.

Si te gusta este libro, también te gustará...

#LeoAutorasOct


Estoy realmente contenta con la selección de autoras de este mes de octubre de 2018. He leído cuatro novelas escritas y protagonizadas por mujeres. Las historias son preciosas pero los personajes lo son aún más; realmente me han enamorado, especialmente, los de Eleanor Oliphant y Florence Green. Os recomiendo todas: Todos los veranos del mundo, de Mónica Gutiérrez; Soñar bajo el agua, de Libby Page; La librería, de Penelope Fitzgerald; y Eleanor Oliphant está perfectamente, de Gail Honeyman.

Las reseñas de noviembre, como os adelanté en el post anterior, tendrán que ver con un tema diferente: la vida sencilla, uno de mis favoritos de los últimos tiempos. Además, estoy leyendo mi segundo libro en inglés, sin adaptaciones, The year of less, de Cait Flanders (el primero fue este). Prometo contaros cómo es la experiencia para ver si os animáis y que me deis recomendaciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario