lunes, 31 de diciembre de 2018

La villa de las telas, de Anne Jacobs

Todo el año 2018 he deseado leer más y, de hecho, en los últimos momentos del año, retomé este propósito e incluso parecía que iba a volver a ser quien era. Sin embargo, estamos en continuo cambio y, por mucho que lo intente, ahora soy otra. La buena noticia es que los libros siguen y que la lectura como terapia continúa siendo mi mejor medicina.

De momento, he cerrado 2018 con esta lista de libros y, el último de ellos, La villa de las telas, de Anne Jacobs, ocupa el lugar número 16. Estaba en mi wishlist y me lo regaló la media langosta por mi cumpleaños. Lo incluí en la lista de deseos porque en las reseñas que había leído hacían referencia a sus similitudes con Downton Abbey y lo cierto es que disfruté mucho la serie y me apetecía volver a algo así.

Y no me defraudó, aunque echando la vista atrás, creo que le faltan cosas. Me explico. La villa de las telas tiene enredos familiares, una mansión gigante, un plantilla en el servicio que da mucho juego, y un secreto familiar que iremos desenmarañando a lo largo de las más de 600 páginas. Sí, es un libro largo y, sí en las primeras 300 páginas casi no pasa nada. La autora se dedica a presentar a los personajes, a plantear la trama y a despistarnos un poco. Pero no temáis, que no se hace demasiado pesado, a pesar de que hay pasajes que bien se podrían omitir.

Marie es una chica huérfana que entra a trabajar como ayudante de cocina en la mansión de los Melzer. Pronto cae en gracia a la hija pequeña de la familia, Katharina, quien consigue que Marie pase a ser su doncella personal y una aliada en sus "excéntricos" gustos, entre los que destaca su afición al arte.

Si su debut en la casa había sido difícil, su rápido ascenso a doncella personal no le pone las cosas fáciles a Marie con el resto del servicio y tampoco con el señor Melzer, sobre todo, cuando ella comienza a descubrir cosas de su pasado en las que el patrón de la casa está involucrado.

La parte más dinámica y más entretenida de esta novela tiene lugar aproximadamente a la mitad, cuando los protagonistas tienen que desplazarse a París. Entonces es cuando te das cuenta de que has estado leyendo más de 300 páginas por inercia y que, en ese momento, comienza una acción que, en realidad, dura alrededor de unas 100 páginas y luego todo vuelve a ser lo que era: una historia fácil y entretenida a la que le falta movimiento.

Biblioterapia


Este libro está recomendado para lectores que tienen interés en historias del estilo de Downton Abbey. Encontraréis muchos ingredientes parecidos pero menos acción, un argumento situado en Alemania y sin el componente bélico.

Si te gusta este libro, también te gustará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario